7,75 €

¿Qué es y para qué sirve  nidi-truff?

Nidi-truff es mucho más que turba para trufas. Es un sustrato natural especialmente formulado para estimular e incrementar la producción de trufas, haciendo con él pozos o nidos de trufas. Se debe usar desde los 3 o 4 años de edad de la planta,  cuando suelen aparecer los primeros indicios de los quemados, y durante toda la etapa de producción trufera. Ideal y muy viable para la buena evolución de su plantación trufera una vez alcanzada la etapa de madurez sexual de la trufa. Posee agentes biológicos para el crecimiento y desarrollo de sus trufas. Para aquellos truficultores que prefieren el sustrato sin esporas, no hemos incorporado esporas.

Características de  nidi-truff

Un sustrato natural

Todos los componentes de este sustrato son totalmente naturales. Algunos de ellos con certificación oficial ecológica. No utilizamos ningún producto químico, ni abonos o fertilizantes de síntesis.

Para diseñar este sustrato, rescatamos los conocimientos de los albores de la truficultura, en Francia e Italia, y tomamos de ellos su sabiduría tradicional. A estos, sumamos los avances biotecnológicos en nutrición de suelos truferos, y los utilizamos para diseñar un sustrato equilibrado, basado en las necesidades de la trufa.

Bioactivo
Su alto contenido en humatos, fitohormonas y rizógenos, estimula el enraizamiento y aporta a las plantas un buen desarrollo radicular, favoreciendo la formación de micorrizas. Posee  hormonas como el Ácido indolacético y el Ácido giberelico, que estimulan el crecimiento y las funciones vitales de las plantas. Facilita la asimilación de elementos bloqueados en la tierra.
Contiene hasta un millón de bacterias beneficiosas por gramo de sustrato, que forman parte del las comunidades microbianas naturales propias del ecosistema donde se desarrolla la trufa. Presenta una actividad enzimática muy elevada, que se manifiesta en un aumento de la actividad celular, al incrementar el metabolismo, y en consecuencia, en un mayor desarrollo. 
La trufa, además de una buena planta anfitriona, también requiere de un ambiente microbiano adecuado. Es decir, la sociobiología de la trufa necesita de un ecosistema trufero completo, en el entorno rizosférico  del árbol. El sustrato diseñado presenta beneficios para todos los componentes del ecosistema trufero que participan en el desarrollo y  producción de la trufa.
Estimula y adelanta la producción de trufas
La calidad de la materia orgánica constituyente de este sustrato actúa, en si misma, como estimulador de la producción de trufas. Las proporciones de materias primas, así como los propios componentes, han sido seleccionados para ello.
En condiciones naturales las trufas se producen en suelos de características similares a nuestro sustrato. En Fertiplant hemos aprendido de ello para diseñar o formular Nid-truff.
La producción de trufas está condicionada por la existencia de un suelo bien desarrollado, sin encharcamientos, bien aireado y mullido, pero sin excesivas fugas que dificulten el desarrollo de su planta anfitriona. Un suelo vivo, rico en microorganismos no patógenos,
Pero en determinadas ocasiones las plantaciones no se realizan en estas condiciones óptimas, y en otras, la finca no es homogénea en estas condiciones en toda su superficie.
Con Nidi-truff hemos procurado también dar solución a los diferentes problemas de los suelos donde se asientan algunas plantaciones truferas,
De esta forma, “Nidos de Trufa”: mejora la estructura de los suelos  arcillosos y pesados haciendo que el agua, los elementos nutritivos, y las propias raíces se integren mejor en un suelo más “mullido”.
Reduce la lixiviación y la fuga de nutrientes en suelos ligeros y arenosos, reteniendo los mismos. En los suelos ácidos, debido a la alta capacidad tampón de los componentes de “Nidos de Trufa”, los neutraliza, y además fija e inmoviliza los elementos nocivos para las plantas. En los suelos alcalinos, donde ciertos elementos nutritivos y oligoelementos no se encuentran a disposición de las plantas (como p.e. el fosfato bloqueado por el calcio), provocan su liberación, y en otros casos, previenen la clorosis férrica.

Las características físico-químicas del sustrato, y sus propiedades aislantes hacen que el nuevo suelo aumente su resistencia a las heladas. Todo ello se ve incrementado con la alta capacidad de reducir el estrés hídrico que causan las sequías en nuestras plantaciones en momentos clave del ciclo biológico de la trufa, donde requiere un aporte de agua para desarrollarse. La mayoría de las materias primas utilizadas (tanto minerales como orgánicas)  poseen una elevada capacidad de retención de la humedad. Ello nos ha permitido no tener que añadir retenedores de humedad artificiales de síntesis.

Más trufas, más grandes y más esféricas

En los lugares donde se aporta Nidi-truff los micelios truferos, cuando han alcanzado la madurez sexual, encuentran las condiciones idóneas para fructificar. Cuando dicho micelio contacta con este sustrato, desarrolla allí un mayor número de trufas, y de mayor tamaño, incrementando la producción de la plantación.

Por regla general, las trufas tienden a ser esféricas. es un patrón de la naturaleza viable en el medio subterráneo. Pues bien, aplicando el sustrato Nidi-truff, se consigue la máxima esfericidad, pues en este medio suelto y homogéneo, sin piedras ni durezas, las trufas se desarrollan sin estorbos en todas las direcciones. De esta forma conseguimos la calidad extra de nuestras trufas.

Eficiente y viable en plantaciones que comienzan a producir
Es eficiente para plantaciones que evolucionan favorablemente y que se disponen a entrar en producción, o ya están produciendo trufas.  Al no tener otros ingredientes adicionales, que encarecerían el producto, su precio le hace viable para las necesidades de la plantación.

¿Cómo se aplica  nidi-truff?

Hay muchas alternativas de aplicación, y todas ellas pueden dar buen resultado. A continuación describimos por orden de uso tres de las formas de aplicación que suelen preferir los truficultores:

Dosis: 12,5 litros por planta:

  1. En hoyos: Se abren 4 hoyos distribuidos en la zona de influencia de la raíz de cada una de las plantas truferas. Se introducen en cada hoyo aproximadamente 3 litros de sustrato y se tapan con una delgada capa de la tierra extraida, de unos 5 cm de espesor, o incluso se dejan al descubierto. Este sustrato es rico en bacterias aerobías que requieren oxigeno para sus funciones vitales, y no es conveniente taparlo demasiado.
  2. En surcos: Se abre un surco con un subsolador o apero especial para ello, en disposición paralela a las lineas del marco de plantación y gomas del sistema de riego, a una distancia aproximada de las plantas de ente 1,5-3 m. Distribuir el sustrato usando este surco. Los surcos se pueden cubrir con una delgada capa de la tierra extraída, de unos 5 cm de espesor.
  3. En superficie: Podría también realizarse extendiendo de forma homogénea sobre el pozo o alcorques que en algunas plantaciones se dejan tras la plantación  de forma fortuita o con la finalidad de servir para los riegos posteriores. Esta última forma es más adecuada para el reforzamiento de la micorrización en plantaciones que después de varios años no acaban de iniciar la producción.

Componentes de  nidi-truff

  • Turba de Sphagnus 25% 25%
  • Humus de lombriz 25% 25%
  • Fibra de coco 24% 24%
  • Turba negra 20% 20%
  • Leonardita 5% 5%
  • Componentes carbonificados 1% 1%
 

Identificación y etiquetado

nidi-truff 50 L

SUSTRATO DE CULTIVO (SUSTRATO DE MEZCLA)

 Turba de Sphagnus (25 %)

Densidad aparente seca: 0,65 kg/L

+ M.O. sobre materia seca: 92 %
Conductividad Eléctrica: 0,1 dS/m
pH: 4,5 +/- 0,5
Cantidad en volumen: 12,5 L

Humus de lombriz (25 %)

+ M.O. sobre materia seca: 45/55 %
Conductividad Eléctrica: 1 dS/m
pH: 7 +/- 0,5
Cantidad en volumen: 12.5 L

Fibra de coco (24 %)

M.O. sobre materia seca: 98 %
Conductividad Eléctrica: 0,2 dS/m
pH: 6 +/- 0,5
Cantidad en volumen: 12 L

Turba negra (20 %)

Densidad aparente seca: 1,22 kg/L

+ M.O. sobre materia seca: 90-96 %
Conductividad Eléctrica: 0,4 dS/m
pH: 6 +/- 0,3
Cantidad en volumen: 10 L

Leonardita (5 %)

M.O. sobre materia seca: 90 %
Extracto húmico: 16/18 %
Conductividad Eléctrica: 0,03-0,5 dS/m
pH: 12 +/- 0,5
Cantidad en volumen: 2,5 L

Componentes específicos para el desarrollo de la trufa contenidos en este producto (1 %):
+ Componentes carbonificados, aminoácidos, dispersantes.
Cantidad en volumen: 0,5 L
 Sustrato de mezcla Total (100 %):  
 + M.O. sobre materia seca: 67/75 %
Densidad aparente seca: 0,40 kg/L
Conductividad Eléctrica: 0,5 dS/m
pH: 7 +/- 0,5
Cantidad en volumen: 50 L
Clase A:  + «Contenido en metales pesados: Inferior a los límites autorizados para esta clasificación»
No ingerir: S13 Manténgase lejos de alimentos, bebidas y piensos
 Instrucciones de uso y aplicación: No se necesitan requerimientos especiales para su uso.
Almacenaje:  Almacenar en sitio frío y seco, alejado de la acción directa delos rayos del sol, así como de cualquier tipo de contaminación
Fabricante (productor y envasador): Fertiplant Econatural, S.L. Sociedad inscrita en el Registro Mercantil de Córdoba, en el tomo 2280, folio 111, inscripción 1 con hoja CO-32081 y  número de CIF: B14943526; Administración: C/ Escultor Fernández Márquez, 7. 1º-1. 14012 Córdoba, (España)….Explotación: Cortijo El Puente de Piedra, Ctra de las Ermiticas, Km 5,5 14850 Baena (Córdoba) España; tel. 660291026 email: fertiplant@hotmail.es

Identificación de la partida o lote:

0
Abrir chat
1
Hola ¿Cómo podemos ayudarte?
Powered by