693 362 397 amavitterra@gmail.com

Formatos y envases

Big Bag de 100 litros equivalentes a 600 kg. Las medidas son de 100 cm x 100 cm x 100 cm. En cada camión caben 40 Big Bags, equivalentes a 40.000 litros que pesan 24.000 kg.

Galería de fotos

En este sustrato se aprecian fácilmente los trozos de corcho incorporados procedentes de corcho natural de la especie Quercus suber. Esto le da una estructura al suelo diferente y le aporta una aireación adicional en consonancia con los requerimientos de la trufa.

¿Qué es y para qué sirve  corcho-truff?

Corcho-truff  es un NUEVO sustrato creado para airear el suelo favoreciendo de esta forma, y estimulando, el desarrollo de la trufa. Incorpora el corcho como componente natural de nuestra área mediterránea. Ha sido creado para usar en aquellas plantaciones con suelo muy compactado por las arcillas u otros componentes. Su uso se nota más en suelos menos sueltos y aireados.

Cubre un hueco que había en nuestra gama de sustratos. De esta forma nuestra marca TRUFF cuenta desde este momento con un gran sustrato aireador con unos componentes excelentes que no le restan en calidad.

Su principal fortaleza no es solo la granulometría y textura, sino también su extraordinaria riqueza nutritiva para la simbiosis trufa-planta, ya que mantenemos la turba negra, y sobre todo el humus de lombriz, con proporciones muy equilibradas, que se deja ver en su heterogeneidad, destacando actualmente sobre otros sustratos existentes en el mercado.

Características de corcho-truff

Un sustrato natural y biotecnológico

Todos los componentes de este sustrato son totalmente naturales. Algunos de ellos con certificación oficial ecológica. No utilizamos ningún producto químico, ni abonos o fertilizantes de síntesis.

Para diseñar este sustrato, rescatamos los conocimientos de los albores de la truficultura, en Francia e Italia, y tomamos de ellos su sabiduría tradicional. A estos, sumamos los avances biotecnológicos en nutrición de suelos truferos, y los utilizamos para diseñar un sustrato equilibrado, basado en las necesidades de la trufa.

Bioactivo: de gran actividad biológica
La actividad biológica de este sustrato es máxima. Su gran diversidad de componentes en perfecto equilibrio la hacen posible.
Su alto contenido en humatos, fitohormonas y rizógenos, estimula el enraizamiento y aporta a las plantas un buen desarrollo radicular, favoreciendo la formación de micorrizas. Posee  hormonas como el Ácido indolacético y el Ácido giberelico, que estimulan el crecimiento y las funciones vitales de las plantas. Neutraliza, en cierta medida, la presencia de contaminantes (insecticidas y herbicidas). Facilita la asimilación de elementos bloqueados en la tierra.
Contiene hasta un millón de bacterias beneficiosas por gramo de sustrato, que forman parte del las comunidades microbianas naturales propias del ecosistema donde se desarrolla la trufa. Presenta una actividad enzimática muy elevada, que se manifiesta en un aumento de la actividad celular, al incrementar el metabolismo, y en consecuencia, en un mayor desarrollo. 
La trufa, además de una buena planta anfitriona, también requiere de un ambiente microbiano adecuado. Es decir, la sociobiología de la trufa necesita de un ecosistema trufero completo, en el entorno rizosférico  del árbol. El sustrato diseñado presenta beneficios para todos los componentes del ecosistema trufero que participan en el desarrollo y  producción de la trufa.
Más trufas, más grandes y más esféricas
Creado específicamente para favorecer al máximo el desarrollo de la trufa.
La calidad de la materia orgánica constituyente de este sustrato actúa, en si misma, como estimulador de la producción de trufas. Las proporciones de materias primas, así como los propios componentes, han sido seleccionados para ello.
En condiciones naturales las trufas se producen en suelos de características similares a nuestro sustrato. En Cultivar Trufas hemos aprendido de ello para diseñar o formular este sustrato.

En los lugares donde se aporta este sustrato los micelios truferos, cuando han alcanzado la madurez sexual, encuentran las condiciones idóneas para fructificar. Cuando dicho micelio contacta con este sustrato, desarrolla allí un mayor número de trufas, y de mayor tamaño, incrementando la producción de la plantación.

Por regla general, las trufas tienden a ser esféricas, es un patrón de la naturaleza viable en el medio subterráneo. Pues bien, aplicando el sustrato trufero, se consigue la máxima esfericidad, pues en este medio suelto y homogéneo, sin piedras ni durezas, las trufas se desarrollan sin estorbos en todas las direcciones. De esta forma conseguimos la calidad extra de nuestras trufas.

Aireador: Descompacta el suelo y lo mantiene aireado
Es nuestro producto para suelos compactos. Incorporamos corcho en la trilogía manteniendo los nutrientes.
Mantenemos el humus de lombriz como componente, que le aporta una gran riqueza en nutrientes y microorganismos. También mantenemos una turba negra muy humificada que ha demostrado durante mucho tiempo su eficacia. Esta mezcla contiene también: bioestimulantes específicos para el desarrollo de las trufas, bacterias, aminoácidos, activadores de la fructificación, esporas de Tuber melanosporum, activadores de la germinación esporal, activadores del metabolismo, agentes bióticos, y dispersantes.
Multivalente
Indicado especialmente para la etapa de madurez sexual de la plantación, desde los primeros indicios de la entrada en producción de trufas de la plantación. En esta etapa de la plantación es donde expresa su máxima potencialidad.
Sin embargo, debido a su riqueza en componentes y a su perfecto equilibrio y complementación de los mismos, puede ser usado en cualquier etapa de la plantación.
También está indicado para situaciones de activación de truferas que no producen y se pretendan reactivar, una vez agotadas todas las opciones.

¿Cómo se aplica  corcho-truff?

Hay muchas alternativas de aplicación, y todas ellas pueden dar buen resultado. A continuación describimos, por orden de uso, tres de las formas de aplicación que suelen preferir los truficultores:

Dosis: 12,5 litros por planta:

  1. En hoyos: Se abren 4 hoyos distribuidos en la zona de influencia de la raíz de cada una de las plantas truferas. Se introducen en cada hoyo aproximadamente 3 litros de sustrato y se tapan con una delgada capa de la tierra extraida, de unos 5-10 cm de espesor, o incluso se dejan al descubierto. Este sustrato es rico en bacterias aerobías que requieren oxigeno para sus funciones vitales, y no es conveniente taparlo demasiado.
  2. En surcos: Se abre un surco con un subsolador o apero especial para ello, en disposición paralela a las lineas del marco de plantación y gomas del sistema de riego, a una distancia aproximada de las plantas de ente 75 cm-150 cm. Distribuir el sustrato usando este surco. Los surcos se pueden cubrir con una delgada capa de la tierra extraída, de unos 5-10 cm de espesor.
  3. En superficie: Podría también realizarse extendiendo de forma homogénea sobre el pozo o alcorques que en algunas plantaciones se dejan tras la plantación  de forma fortuita o con la finalidad de servir para los riegos posteriores. Esta última forma es más adecuada para el reforzamiento de la micorrización en plantaciones que después de varios años no acaban de iniciar la producción.

1.- Aplicación en hoyos

https://www.youtube.com/watch?v=tDnUE5xlO94

3.- Aplicación superficial:

https://www.youtube.com/watch?v=-ncod2wt-TI

Componentes de corcho-truff

  • Corcho de alcornoque (Quercus suber) 33,3% 33,3%
  • Turba de Sphagnus 33,3% 33,3%
  • Humus de lombriz 33,3% 33,3%
  • CON o SIN esporas de Tuber melanosporum según necesidades de la plantación 0% 0%

 

Identificación y etiquetado

Corcho-Truff (Big Bag 1000 L)

SUSTRATO DE CULTIVO (SUSTRATO DE MEZCLA)

Corcho de alcornoque (33,3 %)

Densidad aparente seca: 0,24 kg/L

+ M.O. sobre materia seca: 62 %
Conductividad eléctrica: 0,6 dS/m
pH: 6,5 +/- 0,5

Cantidad en volumen: 333 L

 
Turba negra (33,3 %)

Densidad aparente seca: 1,22 kg/L

+ M.O. sobre materia seca: 90-96 %
Conductividad eléctrica: 0,4 dS/m
pH: 6 +/- 0,3
Cantidad en volumen: 333 L

Humus de lombriz (33,3 %)
Densidad aparente
seca: 0,55 kg/L

+ M.O. sobre materia seca: 45/55 %
Conductividad eléctrica: 1 dS/m
pH: 7 +/- 0,5
Cantidad en volumen: 333 L

Sustrato de mezcla Total (100 %): 
Densidad aparente
seca: 0,59 kg/L
M.O. sobre materia seca: 44,1 %
Conductividad eléctrica: 0,5 dS/m
 pH: 6,5 +/- 0,5
Cantidad en volumen: 1000 L
Clase A: + «Contenido en metales pesados: Inferior a los límites autorizados para esta clasificación»
 No ingerir: S13 Manténgase lejos de alimentos, bebidas y piensos
 Instrucciones de uso y aplicación: No se necesitan requerimientos especiales para su uso.
Almacenaje:  Almacenar en sitio frío y seco, alejado de la acción directa delos rayos del sol, así como de cualquier tipo de contaminación